Páginas vistas en total

domingo, 9 de junio de 2013

Acudí a tu auxilio de forma inmediata; “Hola, ¿Qué tal?”, tu sonrisa y perdi por goleada. Una ráfaga de balas seductoras no lograban vulnerar mi corazón idiota, y con mi seguridad ya en la miseria, fuimos por un café, juntos, los tres: vos, yo y tu histeria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases lindas