Páginas vistas en total

lunes, 1 de abril de 2013


Bastó un solo segundo para que todas las lágrimas que derrochaste en los últimos meses se convirtiesen en una sonrisa tonta. Bastaron sus palabras, un te quiero suyo, un cariño para devolverte la ilusión. Bastaron un par de promesas para volver a tener ganas, para tener un motivo.  Y te bastó sentir que lo perdías para saber que es lo que estabas buscando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases lindas