Páginas vistas en total

miércoles, 14 de noviembre de 2012


Sin dudas, somos unos expertos en postergar todas las cosas, como dirán, unos colgados. Todo va a parar al baúl y debajo de las almohadas, desde los abrazos hasta las charlas que empiezan con un “tenemos que hablar” y así solo empieza la extensa lista. Es que la mayoría de las veces no me escuchas porque no queres, porque no podes, porque simplemente no. Excusas, excusas, excusas. Yo quisiera tener excusas para que nos olvidemos un poco de los dos y no creerte tanto a vos. Me dejas con las palabras en la boca y la rabia sigue acumulándose en un frasquito, uno mas de los tantos que guardo para la ocasión. Solías inventarme un nombre distinto cada noche y me pedias que lo intentemos otra vez pero yo me siento a la mitad del camino, y que por cada paso que avanzamos, retrocedemos dos. No hay coherencia en toda esta situación, ni siquiera logras llenar mi corazón. Perdon, pero ya no quiero jugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

frases lindas